OBSBON II

La  OMSBON en la Gran Guerra Patria

 (sobre el texto de F.L. Kurlat y L. A. Studnikov, “Voprosy istorii”)

  

La noche del 30 de julio de 1943 los residentes en el pueblo de Osipovichi fueron despertados por una explosión de extraordinaria fuerza, que se vio seguida de una segunda detonación. Los tanques de almacenamiento de combustible líquido ardieron y explotaron en la estación de ferrocarril. Las llamas se extendieron a los trenes que transportaban carros Tiger y bombas de aviación. Una gigantesca tormenta de fuego lanzó hacia el cielo los barriles de fuel y los proyectiles almacenados, mientas el fuego se extendía por la estación. Muy pronto sólo quedaron en pie los muros ennegrecidos. Presos del pánico, los alemanes creyeron que se trataba de un ataque aéreo e informaron a Berlín que los soviéticos estaban bombardeando intensamente la estación. Sólo más tarde comprendieron que la estación, los trenes cargados de carros de combate, el combustible y las bombas habían sido destruidos por un acto de sabotaje, algo que tenía una especial importancia para el mando alemán en un momento como aquél, en el que se desarrollaba la feroz batalla de Kursk. Incluso la operación tuvo una deriva inesperada cuando, la noche de las explosiones, las fuerzas de seguridad que custodiaban un cercano campo de concentración huyeron aterrorizadas permitiendo con ello la huida y el posterior alistamiento en las fuerzas partisanas de los prisioneros rusos, bielorrusos, polacos, húngaros y checos.

 

Aquella acción fue una más de las protagonizadas por los hombres de la Brigada Motorizada Independiente de Fusileros de Designación Especial (otdel’naya motostrel’kovaya brigada osobogo naznacheniya OMSBON) del NKVD, una formación especial poco conocida de la que, como regla general, se conocen sus acciones y algunos de sus miembros más sobresalientes, aunque se sabe poco de la unidad en su conjunto, su historia, su organización y sus fundamentos.

 

             Lo cierto es que la Unión Soviética comprendió con notable rapidez la importancia que contar con fuerzas capaces de operar más allá de sus líneas. En una fecha tan temprana como el 29 de junio de 1941 el Comité Central del Partido Comunista y el Sovnarkom  de la URSS promulgaron una directiva general sobre la lucha que debía desarrollarse contra los invasores fascistas. La directiva contenía un programa para la organización y conducción de actividades clandestinas y partisanas en territorio ocupados. Ya entonces había comenzado la formación de un grupo especial del NKVD diseñado fundamentalmente para acciones di versionarías y de reconocimiento en la retaguardia fascista. En septiembre de 1941 se crearon dos brigadas, posteriormente transformadas en dos regimientos que se reunieron en la OMSBON. La brigada actuó durante toda la guerra con ese nombre (excepto durante el periodo comprendido entre el otoño de 1943 y el comienzo de 1944, durante el que recibió el nombre de Destacamento  Independiente de Designación Especial (Otdel’nyy otryad osobogo naznacheniya). Se asignaron a la brigada las siguientes misiones: asistencia para el desarrollo del movimiento partisano de masas; ayuda a la estructura clandestina del Partido Comunista; reconocimiento en profundidad; averiguación de planes del mando del Eje; ayuda al Ejército Rojo en sus tareas di versionarías, de reconocimiento y de combate; acciones de desorganización en la retaguardia alemana; operaciones de contrainteligencia y actos de castigo contra los verdugos nazis y los traidores a la Madre Patria.

 

              La formación de la brigada se inició a finales de junio de 1941, en el estadio del Dynamo de Moscú con el comandante de la brigada P.M. Bogdanov ejerciendo como supervisor inmediato. La designación especial de la brigada implicó una mayor necesidad de personal. Los comandantes tenían que tener experiencia en el terreno militar, el trabajo chekista y en particular, la lucha partisana y la acción clandestina. Se contó con gente absolutamente dedicada a la Madre Patria, firme, valiente, decidida, independiente, capaz de actuar en situaciones complejas, difíciles y físicamente endurecidas. Trabajadores del aparato central de la NKVD, los instructores y estudiantes de la Escuela Central de la NKVD y la Escuela Superior de Tropas Fronterizas se convirtieron en el núcleo de la brigada. En 1941-42 más de 1500 comunistas, muchos de los cuales eran veteranos de la Revolución de Octubre y la Guerra Civil, se incorporaron a la brigada desde los sectores de trabajadores afiliados al Partido. En junio de 1941, el Comité Central del Komsomol aprobó una  resolución “a propósito de la movilización de miembros del Komsomol en las fuerzas del grupo especial bajo los auspicios de la NKVD de la URSS”. Trabajadores de la 1 ª Brigada de Moscú, de automóviles de Moscú, y de otras empresas de la capital y aproximadamente 800 miembros del Komsomol de catorce áreas de la Federación Rusa también se sumaron a la OMSBON. La conocida escritora Z.I. Voskresenskaya ayudó al Comité Central del Komsomol en la formación de la brigada.

 

 Más de 800 atletas, seleccionados por los comités centrales de las sociedades deportivas voluntarias “Dynamo”, “Spartak”, “Lokomotiv” se sumaron a la brigada. Entre los primeros miembros de  la OMSBON se encontraban numerosos deportistas de élite, miembros del “Dynamo de Minsk” equipo de fútbol, 150 estudiantes e instructores de la Central Instituto Estatal de Cultura Física, así como estudiantes del Archivo Histórico de Moscú, de los Institutos de Procesado del Cuero, Minería, Maquinaria y Medicina y del Instituto de Historia, Filosofía y Literatura (MIFLI). La madurez política distinguía a estos últimos, que formaron una subunidad conocida en broma como  la “compañía de los filósofos”. Todos ellos fueron un apoyo fiable a los comandantes y trabajadores políticos del frente durante la realización de tareas especiales. Más de 300 mujeres, se convirtieron en agentes, operadores de radio, enfermeras y entraron en OMSBON, al igual que varios cientos de voluntarios de las filas de la política antifascista internacional: los españoles, búlgaros, serbios, checos, alemanes, austriacos, polacos, franceses, yugoslavos y húngaros, que formando el batallón Internacional de la brigada, destacaron gloriosamente en la batalla por Moscú.

 

La brigada fue reforzada con nuevas incorporaciones durante todo el curso de la guerra. Su dotación total superó 10.500 efectivos. Desde octubre de 1941, su comandante fue el coronel M.F. Orlov y su primer comisario principal A.A. Maksimov. Más tarde A.S. Maysuradze, que fue un diputado del Soviet Supremo de la URSS, y el jefe del departamento político era el teniente coronel L.A. Studnikov. El OMSBON contaba con un cuartel general, dos regimientos de fusileros motorizados, paracaidistas y servicios médicos, varias escuelas (de liderazgo juvenil, de operadores de radio, y de instructores de demoliciones) y una sección de aviación. Se formaron destacamentos independientes para las operaciones en el frente (de 1000 a 1200 soldados),  así como destacamentos especiales (de 30 a 100 soldados) y grupos especiales (de 3 a 10 hombres), para actividades en la retaguardia enemiga.


            El programa de entrenamiento de combate incluía  la instrucción en el uso de diversos tipos de armas, tácticas de combate, topografía, orientación, demoliciones, combate cuerpo a cuerpo con y sin armas, defensa personal, paracaidismo, comunicaciones por radio, conducción de automóviles y motocicletas, y primeros auxilios. Se prestó especial atención a las técnicas de supervivencia y a la lucha en el austero entorno partisano, y a la capacidad de desenvolverse en solitario. Se destinó mucho tiempo a la preparación física para el endurecimiento de los soldados.  Asimismo se enfatizó la formación de líderes jóvenes, de instructores en demolición (se capacitó a 534 instructores en demolición y a 5.255 especialistas en esta materia), paracaidistas (más de 3000 personas recibieron capacitación en esta técnica), operadores de radio y minado.

 
             La inserción de OMSBON en la retaguardia fue encomendada a los pilotos del 101 Regimiento de Aviación de Largo Alcance, al mando de la heroína de la Unión Soviética V.S. Grizodubova. Aterrizaban en los aeródromos tomados por los partisanos, transfiriendo a Moscú soldados heridos, mujeres y niños, documentos alemanes capturados, agentes de inteligencia y oficiales alemanes capturados. Era normal que los pilotos de este regimiento y el destacamento OMSBON de aviación hicieran vuelos a través de la línea del frente de alrededor de 1000 kilómetros o más. La escuela de radio y la compañía de comunicaciones formaron operadores de radio, hombres y mujeres, para el mantenimiento de comunicaciones con los cuarteles generales centrales y del frente y el desempeño de tareas independientes.  Una ex estudiante del departamento de historia del MIFLI, la operadora de radio G.N. Yefimova, realizó misiones durante un año en la ocupada Novorossiy.

 

La preparación política ocupaba mucho espacio en el entrenamiento de los hombres y mujeres de la OMSBON. Se publicó un periódico de la brigada, el “Victoria para los Nuestros”, cuyo primer número apareció el 7 de noviembre de 1941. El editor era A.G. Trugmanov, un periodista que había trabajado en el Izvestiya, en el Komsomolskaya Pravda y en la radio. El periódico incluía  poemas de hombres de la OMSBON, como S.P. Gudzenko y Yu. D. Levitanskiy,  artículos de I.Yu. Davidov y las ilustraciones de O.I. Tsinovskiy. Sus carteles satíricos se hicieron muy populares y se publicaron en diversos medios, el periódico contó con la colaboración de escritores y políticos tan conocidos como Ilyia Ehreneburg, o Dolores Ibárruri. Por su parte, los propios miembros de la OMSBON hacían de corresponsales de guerra.

Reloj
 
relojes web gratis
Publicidad
 
 
¿Quieres añadir esta página a tus favoritos?
 
Free Red ani MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=